State of the Karmi: Japón 2014

Esta imagen refleja de manera acertada y precisa mi estado mental actual.

Después de años de decir y decir que lo iba a hacer, por fin lo he conseguido: me iré a Japón a estudiar un año enterito. Tengo que confesar que, muy a pesar del viaje que voy a realizar, no soy una persona con espíritu aventurero. A decir verdad, soy una persona muy miedosa. Me tomó dos años entre el tomar mis lecciones de manejo y realmente tocar un volante. Me pongo muy nerviosa en situaciones en las que tengo que hacer algo por mi cuenta, y generalmente surgen muchos problemas y contratiempos, pero para mi fortuna, tiendo a llevar mis asuntos a buen término. Para las personas como yo, hace falta lanzarse a lo desconocido para realmente agarrar la onda y comenzar a comportarse con un poco más de compostura. En lo que a muchos respecta, me estoy lanzando al mayor reality check de toda mi vida. ¿Y saben qué? Creo que eso está bien.

Siempre he querido aprender japonés y he estado estudiándolo por dos años. Estar inmersa por completo en el idioma me ayudará a acelerar el conocimiento y a aprender cosas que estudiando mientras juego de local no aprendería. Mi objetivo es llegar a un punto en el que pueda comenzar a aprender cosas por mi cuenta, como palabras o formas gramaticales, sin tener que estudiarlas extensivamente. Conseguí hacerlo con el inglés y estoy segura de que de puede hacer lo mismo con el japonés.

Desde que fui a Japón por primera vez en 2010 como parte de un viaje de estudios, no ha habido cosa que quisiera más que regresar a estudiar una temporada. Es curioso ya que antes de eso, realmente sólo lo veía como un lugar que me gustaría visitar y hasta ahí. En los últimos meses (y años), he realizado una cantidad inaudita de trámites, intercambios por correo, estudio, investigación, etcétera. Todo se condensa en este momento, y claro, ME ESTOY MURIENDO DE NERVIOS. Antes faltaba mucho tiempo y pues nada pasaba de un sueño guajiro, pero ahora que el viaje está a la vuelta de la esquina me preocupa que falte tan poco. ¡Qué ironía!

Estoy segura que muchos que han pasado por la experiencia de vivir fuera han tenido los mismos pensamientos, aunque también estoy segura de que muchos más no son tan miedosos como yo. Si tienen algún consejo, ¡Compártanlo, por favor! Yo por mi parte, haré lo posible por documentar mi viaje, mis experiencias y mis aprendizajes en este espacio. Trataré de aplicar conocimientos que haya descubierto y platicarles mis resultados. De ninguna manera soy experta en Japón ni en su cultura, de manera que siempre habrá errores y malentendidos, pero no sería tan interesante si lo supiéramos todo, ¿verdad?

Yoroshiku onegaishimasu!

Acerca de Karmi

24 años. Fue a Japón a comprar Pockys y la fama no fue suficiente.

Publicado el marzo 21, 2014 en Ashitaba, LIFE. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Great interview! I for one would love to meet Kathy someday as I consider her a real, wonderful and generous friend. Come on http://tropaadet.dk/holmesgraves20452081815

  2. Compras pockies, Karmi.

    Suerte, te diviertes y cuando vuelvas platicas como te fue.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: